BienestarCoaching

Un lugar llamado vacaciones de verano

Desconexión y vacaciones

Os traemos aquí el logro de este cliente que ha conseguido un objetivo que pensaba inalcanzable desde hace más de 15 años (los mismos que lleva al frente de su empresa). Le damos la ENHORABUENA por ello y, las GRACIAS por recordamos la importancia del descanso en vacaciones.

📌 “ Lo que QUIERO CONSEGUIR es:

🎯 Desconectar cuando me marche de vacaciones.

🎯 No Agobiar a mi equipo no agobiar a mi familia ni agobiarme yo.

🎯 Quiero dejar de pensar que todo el peso de la empresa recae sobre mis hombros, que las cosas no salen si yo no estoy. Quiero confiar en mi equipo.

⏱ Y quiero conseguirlo para antes de marcharme de vacaciones.

El verano

El verano es época de luz, de colores, de vida, de movimiento, de sonrisas…de vacaciones intermitentes de unos y de relajo de otros. De no tener la presión adicional de hacer, hacer, hacer; escribir, telefonear, visitar, viajar, conectarte a una conferencia a las siete de la tarde… de correr como “pollo sin cabeza”.

Es cierto que en nuestro país parece que se va a acabar el mundo según se aproxima el mes de agosto. Llamas a un cliente y “oye, sí, ahora tengo mucho lío ..pero llámame en septiembre y hablamos que quiero que me hagáis la propuesta para los comerciales”. ¡Septiembre! ¿Alguien ha contado los días que quedan hasta llegar a ese lugar?, ¿el lugar llamado “Septiembre”? Pues lo días que quedan, son nada más y nada menos que parte del mes de julio y agosto, que suele coincidir con las vacaciones de la mayor parte de nosotros.

Las vacaciones

Vacaciones proviene del latín; vacatio, -ōnis y según el Diccionario de la @RAE significa descanso temporal de una actividad habitual, principalmente del trabajo remunerado, de los estudios o el tiempo que dura la cesación del trabajo. Luego se refiere a descanso o cese de la actividad profesional. Las vacaciones suponen el nombre de acción del verbo vacare (estar vacío, estar desocupado), verbo que también nos proporciona palabras como vacío, vacar, vacante, vagar, vago, vacuidad, vahído…

Sin embargo, no es hasta finales del siglo XIX y principios del XX que se empieza a hablar de las vacaciones como “uno de los derechos más importantes para cualquier persona, independientemente de su condición social o tarea” (Bembibre, 2009). En este sentido, se empezó a reconocer que las vacaciones eran esenciales para que los trabajadores descansaran tanto física como mentalmente y disfrutaran el esfuerzo de todo un año. Por eso, pasaron a regularse como un derecho devengado conforme al tiempo trabajado.

En Yucoach, no cerramos en el sentido literal de la palabra porque !también en verano¡, seguimos exprimiendo todos los días  (los que estamos de vacaciones y los que permanecemos trabajando) de esta estación de verano que nos encanta. Terminamos unos servicios a clientes y empiezan otros, porque aunque te parezca que el mundo se para…muchos no lo hacen. En nuestro caso, son las ventajas de tener método, ser on-line, contar con excelentes profesionales y organizarnos muy bien como empresa (que todo hay que decirlo).

El respeto del descanso propio y ajeno

En Yucoach e Idreal respetamos las vacaciones y el descanso de nuestro equipo. Reducimos la actividad del correo electrónico, las posibles llamadas y por supuesto, los mensajes instantáneos vía whatsapp hacia los que están de vacaciones (equipo, clientes y colaboradores) porque como empresa pensamos y reconocemos que, sin lugar a dudas, las vacaciones son una de las conquistas sociales más importantes del siglo pasado y necesarias para la regeneración de las ideas, construir nuevos retos y seguir mejorando.

Lo que no contradice traer el artículo que recuerda que el verano empieza el 21 de junio y finaliza el 23 de septiembre, y da para mucho. Es una época maravillosa para reposar, valorar el cambio de rutinas, disfrutar de la familia, los amigos, los viajes, el mar, la montaña, con serenidad, sin prisas, con los ojos cerrados o bien abiertos. Con la proximidad de un paisaje de campos de trigo a punto de ser cosechado o de aguas marítimas en calma.

Y además, una oportunidad única para prepararse para definir metas, una ocasión estupenda para iniciar rutas, vislumbrar planes para nuevas conquistas de territorio en nuestra vida personal y profesional, decidir hacia dónde queremos ir o qué queremos conseguir, abrir nuevos caminos para aprender, cambiar, interiorizar, probar, imaginar, aplicar. Así que, suéltate, anímate a desconectar, por ti y por otros, y recargar pilas para empezar la conquista que hace tiempo quisiste emprender a tu vuelta ¡Felices Vacaciones! y aprovecha cada día de tus preciosas vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *