Desarrollo- CoachingEmpresaRRHH- Innovación en RRHHTecnología- Transformación Digital

Transformación digi-tal…y tal y tal…

Transformación digital a través de procesos de desarrollo profesional

Transformación digital en procesos de desarrollo profesional

Los profesionales de recursos humanos tienen hoy una oportunidad de oro para ser embajadores de la digitalización (transformación digital) y las nuevas formas de trabajo. La ocasión para ser el ejemplo y referente para toda su organización; probar primero, para luego implantar un modelo donde las personas sean las auténticas protagonistas de los procesos y el motor de su desarrollo profesional y personal.

Hablamos de procesos digitales reales y con calidad superior a los habituales, como los que hemos diseñado y desarrollado. Implantar una transformación digital de verdad.

La transformación digital no es el futuro…ES EL PRESENTE

El correo electrónico que recibimos ( las compañías de e-mail datan de 1996) así como las redes profesionales de contacto como LinkedIn (fundado en 2002), o las herramientas de videoconferencia como Skype (f. 2003)…Todo eso ya existía en el siglo XX y primeros del XXI. Es hasta antiguo!!

Y resulta que HOY, o no lo usamos o no lo aprovechamos del todo. No hay más que leer el informe “IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española en datos” para comprobar que la mayoría de los profesionales que sí utilizan las herramientas colaborativas hablan de que, a veces, el mal uso de ellas provoca una pérdida de productividad o mala imagen interna o externa.

No obstante, el principal motivo para invertir en ellas y su buen uso a día de hoy, es:

  • Reducir los gastos de viaje de negocios
  • Porque es un requisito del cliente o proveedor
  • Porque lo piden los empleados.

Y si lo piensas, el uso inteligente de la tecnología en esos ejemplos permite entender:

  • el mail como fuente de relación: ( contestar en tiempo y forma un mail cada vez es menos habitual). En esto, personalmente aplico la regla de contestar casi de inmediato, una vez leído el correo y al menos con una “Gracias por tu mensaje, en cuanto pueda lo reviso y te doy una contestación”, aunque luego me requiera una gestión adicional y un Sí o NO.
  • los contactos de LinkedIn como punto de entrada y contacto: cuidar la red, compartir info de valor, o específica con algún colega, compañero, proveedor…
  • las videoconferencias como herramientas de conocimiento: son fantásticas. Te dan una flexibilidad, que ríete de lo complejo de reservar salas, y tener que sobrepasar los 60 minutos de una reunión más que efectiva.

Situándonos: AÑO 2020, y sin “CONDENSADOR DE FLUZO”

Así que vamos a situarnos: la transformación digital converge con lo presencial. Coexisten y así es. Es nuestro presente. Lo digital ayuda a optimizar procesos, a ganar tiempo y a invertirlo en otras cosas que consideramos de mayor valor. Por eso HOY no tiene sentido: ni que dediquemos más tiempo y coste a procesos no digitales (reuniones presenciales) que a los digitales (reuniones a través de videoconferencia) ni tan siquiera que tengamos mayor número de reuniones y más extensas, cuando la tecnología ha venido para ganar en eficiencia, calidad, trazabilidad y coste. Eso lo sabemos y demostramos las startups y empresas de base tech como YUcoach.

Ejemplos que todos conocemos: antes, las entrevistas de selección eran presenciales y de un mínimo de 1 hora de duración además de pruebas escritas, etc..; para visitar y conocer al nuevo equipo que se ha incorporado en Sevilla, Madrid, París, Barcelona o incluso, “al de Alicante” que está montando la oficina allí, tenías que desplazarte, sí o sí. Hoy puedes mantener una videoconferencia de bienvenida.. aunque más adelante, venga a la reunión trimestral o te desplaces a conocer la oficina. Antes, las personas tenían que… firmar la nómina, la asistencia al curso de formación o la evaluación!! Y podría añadir muchos otros procesos. Que alguien me diga que esto no es evolución aun no llevando nuestros coches el condensador de fluzo.

Lo que puede cambiar, pero de verdad: el rol de RRHH

Todos venimos observando que, desde hace unos años, han cambiado los hábitos de consumo; también de los empleados. Hoy ya no vale el café para todos: un curso de formación (“que está muy bien”) para 18 personas donde a todos les trasladamos los mismos mensajes pensando que tienen el mismo nivel de competencias…Y es que la personalización es la clave: en tiempo, calidad y coste.

Los servicios personalizados, a demanda del usuario, adaptados en horario, individualizados… es lo que valoran los usuarios, consumidores, empleados. Por eso, lo que empezó como retribución flexible (tarjetas comida, cheque de estudios, de ayuda guardería, transporte,..), el portal e-learning donde yo elijo la formación que me interesa, es lo que continua creciendo y adaptar los recursos a las personas (y no al revés). No hay más que leer este buen artículo de “Tendencias Clave en 2020 para la gestión de personas”.  

Es en esto donde un profesional de RRHH debe estar al día. Al día de las ofertas de servicios para las personas y seleccionar lo que mejor se adapte a las necesidades de su empresa pero también de sus equipos. Eso es ser un estratega. Tener la visión de lo que quieren hoy para ir un paso por delante y situarse donde quieren estar mañana también.

Hoy recursos humanos puede ser el facilitador de los procesos digitales, hacer más fácil todo para que el empleado/responsable, etc.. tengan a su disposición los servicios, como los de YUcoach, que les permitan gestionar los recursos de un modo eficiente, excelente y a un precio razonable (el eje de tiempo, calidad y coste).

Lo que necesitas conocer desde RRHH: el triángulo digital

Todo esto, se observa a través de modelos de negocio de este siglo XXI. Cuando tu prestas servicio en un modelo B2C (un ejemplo es Netflix), ofreces contenido de alto valor( al menos en producción) a cualquier consumidor que lo pueda pagar por suscripción y, además, a demanda en función de puntuales intereses (una película, un documental..). Hay un consumidor, un productor y un distribuidor. Ese es el triángulo.

Pues bien. Hay un triángulo digital en las empresas, que es necesario tener presente cuando gestionas un servicio (y RRHH es un servicio); y es ese que consiste en el empleado/colaborador (consumidor), el productor( proveedor interno o externo) y un distribuidor/facilitador (área de personas).

En los servicios para empresas, también tienes un consumidor: es el empleado, tenga el puesto que tenga (porque eso es democratizar el servicio). Y todo lo que analizas tras los datos (las encuestas de satisfacción, compromiso o de las distintas evaluaciones), y en ese café informal que has mantenido con la dirección de negocio, se obtiene la base como para identificar las necesidades y posteriormente plantear soluciones de servicio (ya sea en selección, administración, formación, desarrollo o retribución..) que sean fáciles de implantar, rápidas y eficientes. En base a ello, se toman o deberían tomar las decisiones de inversión en el área de RRHH.

Y ahora que

Así que, HOY, AHORA, como RRHH tienes la oportunidad de ser el primero en probar un proceso de desarrollo: digital, personalizado, humano, eficiente y con resultados para ser el embajador digital que tu organización necesita: Transformación digital a través de procesos de desarrollo profesional. ¿Hablamos?

Síguenos en Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.