Work

Talento senior, un tesoro sin desperdicio

Senior Emprendedora Yucoach

Traemos en estas líneas, el estupendo reportaje que dedicó la Revista Mundo Diners al talento senior y la situación actual del mercado laboral. Destacamos las palabras de Mayte Tortosa, CEO de YuCoach: “No puede ser que las empresas no tengan planes de desarrollo profesional, a partir de los 40 años. Como si la capacidad de aprendizaje se acabara a esa edad”, 

A continuación reproducimos las principales ideas sobre los perfiles senior que aportó:

Una sénior que cree en otros sénior

“Sentí que estaba lista para arriesgar y apostar por mi propia empresa”.

Mayte Tortosa (46 años) es una entusias­ta, curiosa, autoexigente, comprometida y exitosa emprendedora sénior. No, estos no son adjetivos gratuitos. Durante toda su ca­rrera, de más de veinte años (en el sector financiero y en recursos humanos) su prin­cipal objetivo ha sido “aprender, aprender y aprender”.

Obsesionada con la autoformación cons­tante, esta coach profesional, especializada en recursos humanos, trabajó durante dos décadas para terceros. Cuando se terminó el proceso de creación de una estructura de personal en la última empresa en la que colaboró, se decidió a dar el salto. “Sentí que estaba lista para arriesgar y apostar por mi propia empresa”. Así fundó, en Madrid, Idreal Coaching, una empresa de desarrollo profesional que ha encontrado su mayor mercado precisamente en el grupo de los profesionales sénior.

De su propia experiencia con los clientes, Tor­tosa sabe lo que significa para una persona madura enfrentar un momento de inestabi­lidad laboral o un despido. “Muchos llegan sintiendo que no valen nada; que lo que saben hacer no interesa a nadie. Pierden su sentido de utilidad y trascendencia”.

Ponerles frente al espejo de su vida y su ex­periencia es lo primero que hace. “El talento de un sénior es un valor que no puedes com­prar y que el mercado necesita. Los empre­sarios lo descartan porque desde el punto de vista salarial pueden resultar más caros, pero no se dan cuenta de que una persona de 50 años es un pozo de sabiduría”.

“No puede ser que las empresas no tengan planes de desarrollo profesional, a partir de los 40 años. Como si la capacidad de aprendizaje se acabara a esa edad”, recla­ma Tortosa. Sin embargo, admite que esta es una realidad que empieza a cambiar. Len­tamente. Gota a gota. Algunas empresas, organizaciones y fundaciones sin ánimo de lucro (como Fundación Endesa y Fundación Más Humano ) apuestan por poner en valor el talento sénior.

La misma Tortosa es un ejemplo: su empresa YuCoach es uno de los cuatro em­prendimientos sénior seleccionados por el proyecto Tquity, de apoyo a emprendedores, para recibir 100 mil euros de capital. Esto le permitirá desarrollar nuevas herramientas tecnológicas. El seguimiento y desarrollo de estos proyectos también se hará en los ciclos de formación de a través de Generación Savia , plataforma que ha promovido esta conexión.

La perspectiva, la templanza, el compromi­so que Tortosa les muestra en el espejo a sus clientes sénior son la brújula con la que dirige su propio emprendimiento. Un nue­vo gran salto. Una apuesta importante, a la edad en que muchos profesionales sienten que sus oportunidades se acabaron. Si quieres conocer más, no dudes en contactarnos

5 comentarios en “Talento senior, un tesoro sin desperdicio

  1. Me ha encantado, estoy totalmente de acuerdo que las empresas necesitan a los senior. Los despedidos y jubilaciones anticipadas esta haciendo que en las empresas falte profesionalidad, respeto y experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *