Desarrollo- CoachingEmpresaSalud y Bienestar- Control del estrés, organización…

Empieza el 2020 con buen pie y no dejes para mañana…

Señal con doble indicación a la izquierda de después (LATER) y a la derecha de ahora.(NOW)

¿Hay determinadas tareas que pospones constantemente, aunque la realidad es que podrías hacerlas de inmediato? Si la respuesta es Sí, admítelo, estás procrastinando… Esta palabra tan de “moda” últimamente, según la RAE, no es ni más ni menos que diferir o aplazar algo.

Procrastinar puede llegar a ser un serio problema

Para nosotros lo diferencial no está en aplazar algo de manera puntual, sino en hacerlo constantemente y hacerlo por un motivo (nos produce miedo, ansiedad, pereza, etc). En general, son tareas que a priori no deberíamos tener problema en realizar de inmediato.

Casi nunca son urgentes y no suelen ser especialmente importantes. El problema surge cuando se posponen demasiado tiempo, de manera que lo que no era muy urgente, finalmente si lo es y lo que no era muy importante, al final tiene consecuencias. Es en ese momento cuando se hacen las cosas con prisas y mal. Aunque los “procrastinadores” están muy entrenados y bajo presión suelen salvar los muebles, eso mismo, hecho a tiempo, les habría evitado un estrés innecesario.

Lo más importante cuando una persona procrastina, es reconocerlo. Parece una frase hecha, pero es importante conocerse, para poder poner remedio a este mal hábito. Muchos lo tienen tan interiorizado en su rutina, que piensan que lo normal es dejar esas tareas aburridas e incómodas para el ULTIMO MOMENTO, y que como siempre, in extremis, lograrán acabarlo.

Recetas..que no sirven

Existen muchos artículos que hablan de las connotaciones negativas de procrastinar y proponen multitud de recetas y aplicaciones para combatirla. De hecho, es increíble la cantidad de app´s que existen al respecto. El problema es encajar esto en la realidad de los “procrastinadores profesionales” ya que generalmente añaden más obligaciones y tareas a lo que ya les da pereza de por sí. Eso será difícilmente sostenible en el tiempo y volverán a su rutina de posponer nuevamente esas tareas que no ven muy importantes y que no pasa nada por dejar para un poco más adelante.

Por otro lado, sorprende el estudio de la universidad de Wisconsin (EEUU), donde se habla de cómo procrastinar también puede ser positivo. En este artículo de Cepyme nos hablan de que realmente era una petición de nuestro ánimo para encontrar la forma de ser más productivos y creativos. Discrepamos: quien tiene una pereza máxima para hacer una tarea que le resulta especialmente aburrida, no espera a hacerla, en general, para que se le ocurra algo genial y divertido que haga que ya no le aburra. Lo que sí creemos, y entendemos que va por ahí el artículo, es que cuanto más tiempo de calidad tenemos para PENSAR cómo hacer algo, más posibilidades tenemos de que se nos ocurra una forma nueva y original de hacerla. En el citado artículo de CEPYME daban una razón científica de porqué hay personas que tienen más tendencia que otras a procrastinar, y es básicamente el tamaño de nuestra amígdala cerebral.

¿Hay alguna solución para dejar de procrastinar?

Desgraciadamente no hay soluciones mágicas para dejar de hacerlo que no requieran esfuerzo, constancia y ganas de crecer, pero si queremos dar tres argumentos de cómo un proceso de Yucoach puede definitivamente ayudar y mover a la acción.

Autoconocimiento

Como decíamos, lo más importante cuando una persona tiene tendencia a posponer tareas es reconocerlo, y para eso es fundamental el autoconocimiento. Una de la utilidades fundamentales en un proceso de coaching es conocerse en profundidad nos ayuda a tener una foto real de nosotros mismos, con nuestras fortalezas y nuestros puntos de mejora. De este modo, será mucho más fácil tratar de poner solución y de encontrar la potencia para mejorar y alcanzar nuestros objetivos.

Creatividad

Lo segundo y, relacionado con la mayor creatividad ( el estudio de la universidad de Wisconsin), es valorar las mejores opciones para no procrastinar; es mucho más rentable y nos ahorraremos mucho estrés si en vez de dedicarnos a perder tiempo y posponer estas tareas, encontramos nuevas formas de hacer para llegar a nuestra meta.

Acción

Y por último, y no menos importante, un proceso de Coaching nos mueve a la acción. “ Un pensamiento sin acción es pura ilusión”. No cabe duda de que una de las cosas más potentes de nuestro método es su orientación a la acción. Y como las acciones siempre estarán en consonancia con tu realidad, con tus tiempos, con tus plazos, en definitiva con tu vida, servirá. De nada servirá un libro de autoayuda, una charla TED de un gurú o tu colega y sus consejos de «yo hice….»; si no eres tú el que descubres la mejor manera de integrar esas tareas “sin importancia” en tu rutina, hasta convertirlo en un hábito más.

¿Y si convertimos los buenos propósitos del 2020 en acciones realistas y alcanzables?

Seas procrastinador o no, todos tenemos algún propósito o meta que cumplir de cara al nuevo año; muchos, se repiten de un año para otro porque no los acabamos de conseguir. Desde Yucoach os animamos a que no os quedéis en el pensamiento ni en el propósito y que paséis a la ACCIÓN. Estaremos encantados de ayudarte. De momento….

Te deseamos un 2020 lleno de metas conseguidas y sueños cumplidos ¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!

2 comentarios en “Empieza el 2020 con buen pie y no dejes para mañana…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.